4 NUTRIENTES QUE MEJORARÁN TU MENSTRUACIÓN

Mi objetivo siempre es ayudar a que las mujeres nos sintamos mejor, y aunque la idea es basar nuestra evolución en la comida, siempre está bien hacer un seguimiento de minerales y vitaminas cuando hay trastornos menstruales. A menudo damos por hecho que tener reglas dolorosas o un síndrome premenstrual intenso es normal... pero no debería ser así.

Por eso, he querido hacer una recopilación de esos 4 micronutrientes que para mi son claves dentro de nuestra salud menstrual y que, si coincides con algunos de los síntomas que detallo a continuación, deberías consultar con unx profesional para mejorarlos.

¡Vamos a por ello!


Magnesio

El magnesio alivia y calma el sistema nervioso y ayuda a conciliar el sueño. El eje HHA se regula y mejora la función de la insulina y la hormona tiroides. Por último, el magnesio es antiinflamatorio y promueve el metabolismo saludable del estrógeno.

Especialmente para mujeres con síndromes premenstruales muy acusados, dolor mamario y periodos irregulares.

¡Pero atención! Cuando estamos con picos de estrés nuestro cuerpo desecha el magnesio, por lo que debemos trabajar la parte emocional en paralelo para poder absorber todo este mineral que tanto necesitamos.

¿Dónde lo encontramos? Principalmente en frutos secos, semillas y verduras de hojas verdes


Vitamina D

La mal llamada vitamina D es una hormona, que a su vez consiste en distintas sustancias que tienen receptores en varias partes del organismo y que impactan en muchas cuestiones de nuestra salud.

El calcitriol (forma correcta para llamar a la vitamina D) te ayuda a absorber el calcio y depositarlo en los huesos, pero eso es solo la punta del iceberg. También es un potente regular de la función inmunológica y hormonal.

Por lo menos el 50% de la población española tiene déficit de calcitriol, por eso es siempre recomendable hacerse un chequeo con análisis, donde poder valorar con un profesional una posible suplementación.

La mejor (y prácticamente) única forma de absorber “vitamina D” es a partir del sol. Para eso, intenta que durante 15’ al día te de el sol de forma directa en cualquier parte del cuerpo (ojo con la cara) sin protección. A partir de ese tiempo, protégete con una buena crema solar.


Zinc

El zinc es una pieza clave en la salud de tu menstruación. Por ejemplo, se ha demostrado que la deficiencia de zinc juega un papel en la irregularidad menstrual, la aparición de vello facial, el síndrome premenstrual y el dolor menstrual.

¿Cómo funciona? El zinc es antiinflamatorio y regula la respuesta al estrés o eje HHA. También impulsa la progesterona y una ovulación saludable.

Los productos de origen animal, particularmente la carne roja, son la mejor fuente de zinc.


Yodo

En caso de exceso de estrógeno, el yodo puede ser tu salvavidas. Síntomas típicos del exceso de estrógenos son el dolor en la ovulación, dolor mamario, síndrome premenstrual y quistes ováricos.

El yodo promueve la desintoxiacíon saludable del estrógeno y también hace que las células sean menos sensibles al estrógeno.

Puedes obtener yodo de los siguientes alimentos:

- Sal yodada

- Mariscos

- Mantequilla de ganado alimentado con pasto

- Alimentos vegetales como hongos y verduras de hoja verde, pero solo si están cultivadas en suelos ricos en yodo.

Las algas también contienen yodo, pero no las recomiendo porque contienen bromo, que impide la absorción de yodo.


Recuerda que no sirve de nada el incorporar suplementación en tu dieta si no tenemos unos buenos hábitos alimentarios; de hecho, es frecuente encontrar personas que solo empeoran sus síntomas por incorporar suplementación sin trabajar en la base: nuestro día a día.


¡Espero que te haya ayudado este post!

138 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo