¿qué es la diabetes?

Recuerdo cuando era pequeña y oía hablar sobre la diabetes, a menudo escuchaba comentarios como "se tiene que pinchar insulina" o "tiene el azúcar muy alto". Pero realmente, no entendí bien en qué consistía la diabetes hasta pasado muchísimo tiempo. Por eso, hoy quiero explicarte brevemente en qué consiste la diabetes y cómo se puede gestionar.


Para poder explicarlo bien, quiero detallar que voy a estar hablando de la diabetes tipo 2 o diabetes Mellitus, que es una enfermedad que aparece con los años y que no es genética.


Para continuar, quiero que entiendas cómo funciona brevemente la energía en nuestro cuerpo.


Pues bien, el sustrato principal de energía para nuestro organismo es la glucosa. La glucosa, que tambien podemos llamarla glucógeno (así se llama cuando ya está almacenada) o simplemente: azúcar. La glucosa la encontramos principalmente en los hidratos de carbono, pero no te creas que solo hay hidratos en la pasta carbonara, y es que realmente todos los alimentos tienen de todo, así que puedes obtener esta glucosa de un plátano pero también de unas espinacas.


Cuando ingerimos hidratos, nuestro cuerpo los descompone delicadamente para conseguir obtener todas las moléculas de glucosa que contiene. Una vez las ha obtenido, nuestro páncreas va a producir una sustancia llamada INSULINA, y que va a ser la encargada de acompañar a la glucosa a las reservas de energía del cuerpo para que puedan almacenarla.


Cuando ingerimos mucha glucosa (o sea, muchos hidratos), nuestro cuerpo no para de fabricar insulina para que podamos almacenar toda esa energía. Pero claro, los depósitos ya están llenos y deniegan esta glucosa. Por esa razón, y bajo una interpretación errónea del cuerpo, nuestro páncreas sigue fabricando insulina para ver si así consigue que los depósitos se enteren y dejen entrar a la glucosa.


Cuando el cuerpo está tan cansado de fabricar insulina y los depósitos tan hartos de decir que no, que aquí no cabe ni una glucosa más, es cuando generamos resistencia a la insulina. ¿Qué sucede? Que si esta resistencia a la insulina se mantiene en el tiempo, entonces desarrollaré diabetes tipo 2, que significa que mi cuerpo ya fabrica muy poquita insulina y tiene dificultad para almacenar la energía.


Quiero hacer énfasis en que muchas veces esta situación es súper reversible, y que con una alimentación pautada y mejorando el estilo de vida se consiguen cambios excepcionales.

Si quieres aprender a mejorar tu sensibilidad a la insulina, puedes reservar una sesión de diagnóstico sin coste conmigo y te contaré cómo puedo ayudarte.



25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo