FASES DE LA MENOPAUSIA

Ay, la menopausia, ese gran desconocido. Siento que estamos en una era en la que poco a poco se van derribando tabús: la menstruación, la masturbación, el sexo... Y también siento que hay una cuenta pendiente con una fase: la menopausia.


Mujeres del mundo: nos hicieron creer que cuando teníamos la regla por primera vez nos hacíamos mujeres, y que cuando dejábamos de tenerla nos convertíamos en menos mujeres, o mujeres menos válidas. Tengo una buena noticia: nacemos mujeres, vivimos mujeres y morimos mujeres. Y no somos más ni menos en ninguna etapa, porque nuestro nivel de mujer no lo marcan unos genitales ni un sangrado al mes, tampoco el tener hijos o el tipo de trabajo que tenemos. Ya va siendo hora de que entendamos que la vida es cambio, y los cambios son necesarios (la alternativa ya sabemos cuál es y no creo que resulte muy atractiva para nadie), y aprendamos a hablar de esos cambios, a disfrutarlos.


También nos hicieron creer que "sufrir" iba de la mano de ser mujer; y también hemos de derribar esa creencia. El sufrimiento no es humano, y aunque todos los cambios conllevan cierto esfuerzo (que no es lo mismo que sacrificio) podemos y debemos poner remedio a cualquier dolencia que tenga que ver con un sufrimiento, debemos negarnos a aceptarlo como condición sine qua non del hecho de ser mujer.


Hoy vengo a hablaros de las fases en torno a la menopausia, porque la gente habla con mucha ignorancia, y ni siquiera sabemos darle el nombre correcto a lo que nos sucede.


Pues bien, las fases en torno a la menopausia son tres: perimenopausia, menopausia y postmenopausia. Os voy a explicar muy resumidamente cada una y un grupo de alimentos que no debería faltar dentro de vuestras comidas diarias para reducir los síntomas del cambio.


  • PERIMENOPAUSIA: Puede empezar hasta 10 años antes de entrar en menopausia, o sea que tengas síntomas no significa que estés en menopausia. En esta etapa nuestras hormonas empiezan a volverse algo locas, la progesterona tiende a bajar progresivamente y los estrógenos pueden tener grandes variaciones, cuando tenemos un exceso de estrógenos sufrimos grandes sofocos, ansiedad y cambios de humor.

  • La fibra es un grupo de alimentos clave en esta fase, porque ayudará a que nuestro hígado elimine los restos de estrógenos que no puede depurar por sí solo. ¿Dónde encuentro la fibra? En cereales integrales, fruta y verduras en general.

  • MENOPAUSIA: Esta fase comienza cuando llevamos 12 meses sin regla. Eso significa que nuestras hormonas ya van en descenso. Con la desaparición de los estrógenos podemos perder hasta el 10% de nuestra masa ósea durante la menopausia; además de la alimentación, eliminar hábitos de vida insalubres e incorporar ejercicio a nuestro día a día debe ser una prioridad.

  • Calcio. Debemos reforzar el consumo de calcio en este momento de nuestra vida para ayudar a nuestros huesos. El calcio podemos encontrarlo en lácteos, pero también en verduras de hoja verde y semillas.

  • POSTMENOPAUSIA: En este momento los síntomas remiten, y nos acercamos más a la "normalidad". Digamos que nuestro cuerpo aprende a convivir con la ausencia de esas hormonas. Igualmente, algunos síntomas de la perimenopausia y/o menopausia pueden continuar (como los sofocos o la sequedad vaginal, la falta de líbido).

  • Alimentos con triptófano. Un buen tipo de alimentos para incorporar en tu día a día son los ricos en triptófano, que es el aminoácido que se necesita para metabolizar serotonina y en consecuencia melatonina, que es la hormona del sueño. ¿Qué alimentos son ricos en triptófano? Huevos, lácteos, frutos secos, plátano y ...¡cacao!


La menopausia es un proceso de cambio, y como tal merece autoexploración, autoescucha y sobre todo mucho AUTOAMOR. Aprende, infórmate, y niégate en rotundo a "sufrir". Si te interesa este tema te recomiendo que te apuntes al siguiente taller que he organizado con Alejandra Vallejo-Nágera (psicóloga) y la doctora Lorena Serrano (ginecóloga), juntas hemos preparado una sesión online súper completa sobre la menopausia, para aprender a abordarla desde la perspectiva física, mental y emocional; con explicaciones y herramientas para que empieces a aplicarlas desde ya y tu situación mejore. Puedes apuntarte aquí.