3 alimentos que debes hacer desaparecer... ¡ya!

Si hubiese sido copy... claramente me habrían premiado por este gran título, porque debe haber 309305039 posts iguales en internet. Pero en el fondo no me importa. Y no es por ir de sobrada, sino porque de verdad me da igual que haya gente que ya haya escrito sobre esto; en el fondo, cuantos más seamos empujando en la misma dirección, ¡mejor!


Es muy idílico pensar que podemos pasar del negro al blanco rápidamente, pero yo no soy de esa filosofía. Los cambios rápidos suelen ser un fail como una catedral. Mi fórmula es la de las carreteras secundarias (aunque de esto ya hablaremos otro día), o sea cambiar alimentos de nuestro día a día bastante chungos por otros más sanos, pero no pensar que vamos a pasar de gestionar nuestra ansiedad con la comida a ser unos maestros Budhas.


Entonces, mientras transicionamos desde una vida loca a una alimentación más consciente (y vamos y volvemos y por el camino nos entretenemos), hoy si quiero hacer hincapié en unos alimentos (o mejor dicho, grupos de alimentos, aquí he hecho trampa) que deberían desaparecer ya de tu despensa. Sé que a veces puede no parecer sencillo, y que cambiar nuestros hábitos no lo es, pero te animo, te impulso (te obligo) a que hagas ese cambio ya, pero ya de ya, porque poco a poco esos alimentos que estás consumiendo en tu día a día te están machacando por dentro y tarde o temprano te darás cuenta.


Así que ya no me enredo más y voy al grano:


1. ULTRAPROCESADOS.

  1. ¿Qué son? Pues básicamente todos aquellos alimentos que intentan imitar o reproducir otros que tradicionalmente se han hecho en casa.

  2. ¿Cómo los detecto? Mira las etiquetas por favor... MIRA LAS ETIQUETAS! Aquí te dejo un video donde explico cómo funciona el tema de las etiquetas por si quieres profundizar más. Lee todos los ingredientes: azúcares (escondidos en sacarosa, maltoda...), añadidos tipo E-..., grasas vegetales (palma, colza).

  3. ¿Por qué los sustituyo? Mira, deberíamos consumir idealmente cosas que no tengan etiquetas, porque no las necesitamos. ¿Verdad que un puerro no tiene lista de ingredientes? Pues eso. Si no queremos ser tan tajantes (que entiendo que todos tenemos la vida que tenemos etc.) entonces te recomiendo que elijas muy bien tus batallas y que elijas esos procesados "buenos", o sea que están hechos en una fábrica pero que los ingredientes son todos naturales. Los demás: snacks, bollería: TODO FUERA. Siempre hay alternativas saludables que en cuanto las integres en tus hábitos verás la vida de otra manera.

2. AZÚCARES AÑADIDOS

  1. ¿Qué son? Los azúcares son algo mucho más allá de la cucharita de azúcar que echas en tu café cada mañana. Cuando hablamos de los azúcares añadidos hablamos de todos esos azúcares que no van integrada dentro del ingrediente original. Deja de preocuparte de si hay frutas con más azúcar que otras y ocúpate de los bollos, snacks y comida pre-cocinada que está atestada de azúcares añadidos.

  2. ¿Cómo los detecto? Pues esto es lo mismo que comentaba en el punto anterior, la clave está en las etiquetas. La industria alimentaria camufla la palabra azúcar y la sustituye por otras que no estamos tan acostumbrados o que nuestro cerebro no identifica tan rápidamente: dextrosa, maltosa, sacarosa, fructosa...

  3. ¿Algo más? Sí, lo light NO ES UNA OPCIÓN. O sea, un refresco de cola con azúcar o light es igual de dañino para tu cuerpo, porque en este caso el problema no está en el azúcar, sino en que el producto es malo por definición. En conclusión, volviendo al punto anterior, la mayoría de alimentos procesados tienen azúcar. Busca una alternativa saludable, y si te apetece algo dulce, te propongo que lo hagas tú misma. Conseguirás disfrutar del proceso, conocerás a ciencia cierta los ingredientes que tiene y lo comerás con muchísimo más cariño

3. HARINAS REFINADAS.

  1. ¿Qué son? Bueno, son todos esos cereales que han sido tratados de tal forma que les han quitado el germen y el salvado, transformando el cereal original en uno artificial carente de nutrientes. ¿Qué significa? Pues que son alimentos que tienen un valor nutricional muy bajo (vamos, que casi no alimentan) y que dan una sensación de saciedad muy grande, además de un alto índice glucémico, lo que hace que de pronto nos sintamos muy llenos y carentes de energía.

  2. ¿Cómo los detecto? Pues mira, es un trabajo bien difícil porque están en un montón de cosas. Pero como decía antes, empieza por lo más sencillo de sustituir y poco a poco iremos cruzando el río. En arroces, pastas, pizzas, panes...

  3. ¿Por qué los sustituyo? Por cereales integrales. ¿Tan fácil como eso? Tan fácil como eso. En la pasta y el arroz es aparentemente fácil (no dejes de mirar etiquetas, por favor...) pero en casos como la pizza o el pan (el gran reto) es mucho más complicado. En el tema de los panes especialmente, te recomiendo que prepares tu propio pan o que encuentres un lugar en el que comprar pan de calidad.


Para ser totalmente franca, hay más grupos de alimentos que debería incluir en esta lista... Pero como decía al principio del post, para mi es importante que empecemos por lo "más malo" y que poco a poco vayamos retirando otros alimentos dañinos y generando alternativas.


Espero que este post te haya gustado, y ya sabes que si lo compartes me haces un GRAN favor. <3

Te deseo un feliz día


86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo